(Publicado originalmente por Fiona Sutherland, de Body Positive Australia. Traducido y re-publicado con permiso de su autora.) En una cultura de comer menos, pesar menos pero hacer más y ser más, yo creo que nutrirte es un acto verdaderamente radical. Vivimos en un mundo que nos enseña de muchas maneras diferentes a no confiar en nosotras, y peor aún, a no amarnos y aceptarnos tal cual somos. En una cultura en donde la comida y comer se han vuelto mucho más que sólo nutrición y comida, debes  tomar una decisión deliberada de nutrirte a ti misma en modos que sean adecuados para ti, que cubran tus necesidades, que satisfagan tus deseos, que te den placer y que sustenten tu vida. Porque cuando no confiamos en nosotras, buscamos fuentes externas que nos digan qué, cuándo y cómo comer. Aprendemos a ignorar nuestras propias señales corporales. Estamos tan acostumbradas a vivir con miedo de nuestros propios cuerpos que nuestra habilidad para decidir con sabiduría sobre la comida y el comer se ve afectada. Nos han vendido la idea de que si nos atrevemos a presentar una versión inalterada de nosotras mismas, no seremos aceptadas. Nutrirnos como un acto radical se trata de cultivar valentía, compasión y confianza en tu habilidad para alimentarte de manera consistente y respetuosa – no se trata de convertirte en una “mejor” persona o en cambiar quien eres. Se trata de reconocer que tú ya eres perfecta, tal cual eres.

Es hora de ponernos radicales. Hasta rebeldes.

Convierte esa fuerza en algo significativo. Mi deseo es que seamos suficientes personas volviéndonos radicales para poner de cabeza esta cultura de las dietas y de avergonzarnos de nuestros cuerpos, y en lugar de eso aceptar y abrazar lo imperfectos y maravillosos que ya somos los seres humanos. Mindful eating nos invita a conectar con esa parte de nosotros que ya sabe. Que es de verdad sabia. Que te apoya y te recuerda que regreses a casa en tu cuerpo en lugar de salir corriendo con tu mente. Si quieres saber más sobre mindful eating y cómo nutrirte, suscríbete a mi boletín semanal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.