Hace unas semanas platicaba con una paciente sobre sus decisiones y me dijo: “Si fuiste a la fiesta, ahora te quedas al pastel”. Nunca había oído esta frase y me reí mucho. Después me quedé muy seria… había resonado conmigo. Estuve varios días recordando todas las veces que he tomado una decisión y que después me arrepentí. Tal vez me cansé, tal vez era demasiado, tal vez desde el principio no quería y aún así dije que sí. ¿Y qué hago cuando esto pasa?
Pues me aguanto. ¡Ni más ni menos! Como si estuviera mi mamá junto a mi y me obligara a quedarme en la fiesta hasta el final.
Pero esto no lo hace mi mamá. Nadie me está obligando. Lo hago yo solita.
  • Como quedarme hasta que termina la serie aunque me esté cayendo de sueño…
  • Como comerme las sobras del refri, el pastel duro o la fruta demasiado madura sólo para “que no se desperdicie”…
  • Como aguantarme con los pantalones que me aprietan, el perfume que me marea, el corte de pelo que no me gustó…
  • Como seguir con el novio celoso, la amiga tóxica, el médico criticón…
  • Como aguantar años en un trabajo estresante y que me drenaba la energía…
¿Quién dijo que tiene que ser así? ¿Por qué no me siento con la libertad de arrepentirme? ¿Por qué SIEMPRE es más importante otra cosa que mi propia comodidad?
Mi mamá lo hacía así, cierto. Pero ella ya no está y yo lo sigo haciendo muy obediente. Creo que ya me cansé. Esto de aguantarme no me está funcionando. ¿Y si intento algo diferente? Voy a probar decir “ya no quiero” a ver qué pasa. En una de esas, y encuentro algo sorprendente. Ya te contaré…
Y tú, ¿qué sigues aguantando que ya no quieres en tu vida?

3 Comments

  • Antonio Reply

    Me encantan tus reflexiónes Lupita. Tienes toda la razón en eso de arrepentirse. Quizá haya otra palabra que arrepentirse que sugiere haber tomado una decisión y luego poner energía para cambiar de dirección. Quizá sólo sea decidir en el mero momento presente. Sin tomar muchas declaraciones anticipadas. Yo no sé : tu sabes cómo es eso. Un saludo con cariño

  • Dalba Reply

    Una reflexión que necesitaba escuchar el día de hoy. Muchas gracias 🙂

  • Tere Reply

    Saludos Lupita 🙂
    Gracias por tus deseos y espero también para ti días de atención plena. Yo te cuento que he estado planeando mi año con Ana Arizmendi y de las metas que elegí no comienzo dos por temor a las criticas, y observo que solo son criticas internas que me asustan para no hacerme caso.
    Me gustó tu correo por que me identifiqué con esto de aguantarme hasta las consecuencias desagradables y aveces son muchas de estas situaciones a las que estoy acostumbrada y dejo de lado las incomodidades que me pudiera causar alzar la voz y cumplirme mis sueños.
    Gracias por la reflexión por compartir y por estar presente en este 2018.
    Con cariño Tere Tecpan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.