testimonios

 

“Las ocho sesiones han sido perfectas para mí. Ahora logro identificar el tipo de hambre que estoy sintiendo y antes de servirme el plato analizo qué tanto es lo que realmente necesita mi cuerpo para tomar energía de los alimentos. No voy a negar que hay días buenos y días más complicados, pero antes ni siquiera tenía conciencia de nada de esto.”

“Grandes aprendizajes durante este hermoso seminario! Y lo mejor es que siento sus efectos cada vez que como. Muchas muchas gracias!!!!”

 “Me encantó este taller. Me di cuenta del impacto que ha tenido en mi vida la comida y porqué me cómo todo lo que me ofrecen cuando me invitan a comer, sin importarme si ya estoy satisfecha o no.”

“Divertido y muy enriquecedor este taller! En particular el hecho de tener guías prácticas para poder comenzar a cambiar hábitos.”

“No cabe duda que este taller ha tenido un impacto significativo en mi vida y en particular en mi relación con la comida!”

“Me encantó descubrir cómo agradecer por lo que tenemos en el plato y tratar de imaginar todo el proceso que vivió ese alimento para llegar hasta ahí. Redujo mi ansiedad considerablemente y me hizo sentir amor y agradecimiento profundo por las personas que participaron en ese proceso.”

 “Lo haces maravilloso! Mil gracias por todo! Realmente me has ayudado a encontrar otras áreas en que trabajar. He visto cómo me cuento una historia, me juzgo, me enojo conmigo, gracias a todo lo que nos has enseñado, de verdad mil mil mil gracias por toda tu ayuda, entrega, cariño, atención, se nota que hay amorrrr atrás de este proyecto, me has ayudado mucho!!!!!!!! Gracias!!!! Estoy feliz!”

“Como madre me han servido mucho los menús del lunch hechos por Guadalupe. Mi hija se anima a comer cosas nuevas, que en su caso, lo que para el común de los niños son alimentos del día a día, para mi hija y para mi es un logro: como unos sencillos tacos de pollo. Gracias!!!!!!!!!!!”